Inicio
Eruditos
 
PDF Imprimir Correo electrónico
Presenta como un Maestro

Presentar 

Hablar en público genera un miedo comparable al terror que uno podría sentir al ser arrojado en una jaula con un león que no ha comido en varias semanas. Pararse al frente de un auditorio lleno de gente definitivamente hace que se le seque a uno la boca. Gotas de sudor comienzan a correr por la frente y poco a poco las axilas se obscurecen de la misma humedad que recorre el cuerpo. En muchas personas, pueden ser estas mismas gotas las que generen la catástrofe emocional. Qué dirá la gente al verme sudar de esta manera? … Y qué pasaría si se me olvida lo que tengo que decir? Descalabro social! Las risas de unos y las miradas de compasión de otros se dibujan entre la audiencia. Las imágenes de otras personas que han pasado por lo mismo se presentan de inmediato. Alguien estupefacto parado en un auditorio por un tiempo que parece ser una eternidad y que refleja en su cara una lluvia de ideas que le pasan por la cabeza sin saber descifrar que decir. Finalmente no hay otra opción que simplemente acogerse a la vergüenza y correr del escenario a un lugar que provea cierta paz: el baño.

Aquí te presentamos algunas ideas a tomar en cuenta al momento de presentar que te servirán para no tener que pasar por este bochorno.

  • Prepara ayudas visuales. Las ayudas visuales no solo te sirven a ti, sino también a tu público. Empezando con que al menos la mitad del auditorio va a dejar de mirarte para prestar atención a lo que les pongas al frente.  Si tienes la opción de usar un proyector y una computadora lo mejor es crear una presentación en PowerPoint o en cualquier otro programa de presentaciones. También podrías usar un retro-proyector o por lo menos puedes crear unas cartulinas para colgar. Estas ayudas visuales sirven para que tú recuerdes lo que tienes que decir y también sirven para que tu público se acuerde de lo que dijiste. Trata de usar la menor cantidad de texto. Lo mejor es usar gráficos, fotos, tablas o cualquier otra imagen que te sirva para relacionar y acordarte lo que tienes que decir.
  • Trata de no mirar a la gente a los ojos. Es importante que mires al frente, pero en lugar de encontrarte con la mirada directa de alguien que te pueda desconcentrar, es preferible que mires a las esquinas, a las sillas, o que mires en blanco. Nadie se va a dar cuenta que no estás estableciendo contacto directo con la audiencia. Ellos simplemente pensarán que estas mirando a otra persona.
  • No trates de memorizar tu discurso. Si lo memorizas tienes mucha más probabilidad de que te olvides lo que vas a decir. Tampoco leas tu presentación. Camina de un lugar a otro, mueve las manos, cuenta chistes, usa distintos tonos de voz. En otras palabras, tu presentación tiene que captar la atención del público y si lo único que haces ahí es agachar la cabeza y leer todo lo que tienes que decir, tu audiencia muy probablemente se quede dormida. Lo ideal es entender y saber lo que estás diciendo y apoyarte en las ayudas visuales para progresar durante tu presentación.
Leer más...
 
PDF Imprimir Correo electrónico
Capta la atención de tus estudiantes

Clase atenta

Para un profesor no hay nada más frustrante que tratar de dar una clase cuando los estudiantes están distraídos en otra actividad, o simplemente no prestando atención a lo que el profesor está tratando de explicar. Creo que todo profesor alguna vez ha tenido estudiantes en su clase que aunque están ahí físicamente, su mente está en la nebulosa. Recuerdo cuando yo estaba en clases y mi mente empezaba a irse por los caminos del infinito, los profesores de mi tiempo se ganaban mi atención lanzándome un tizaso que dependiendo de su puntería podía incluso dejarme una marca que me recuerde durante toda la semana que es mi deber como estudiante prestar atención en clase. Los profesores de hoy en día pueden usar las siguientes estrategias establecidas por el profesor Michael Brandwein de Westwood College para captar la atención de sus pupilos.

  1. Provee resúmenes previos y posteriores: A algunos estudiantes les resulta difícil entender cómo encaja un determinado tema dentro del concepto general que están estudiando. Al proveer un resumen previo, básicamente se le está informando al estudiante qué es lo que se va a explicar durante esa clase y porque hay que entender ese tema. En otras palabras, como calza esa idea dentro de la entera magnitud que se pretende aprender. Empezando así la clase es mucho más probable que el estudiante encuentre el propósito del porque está ahí sentado y por lo tanto mucho más probable que preste atención durante la clase. De la misma manera, al terminar la clase es beneficioso culminar con un resumen de lo que se dijo y porque es eso importante para el estudiante.
  2. Provee energía, entusiasmo, y pasión: Si los estudiantes perciben que el profesor está aburrido de dar la clase, ellos inmediatamente se van a aburrir y su mente se irá del aula. Por otro lado, si los estudiantes perciben pasión del profesor hacia ese determinado tema, ellos van a reflejar esa pasión. Una de las maneras más fáciles de demostrar esa pasión es usando distintos tonos, volúmenes y velocidades al hablar.
  3. Provee contraste: Que pasa cuando un programa de televisión se convierte en algo previsible? Se vuelve aburrido! Para evitar volvernos previsibles debemos proveer contraste. Para proveer contraste podemos cambiar el orden en el que damos la clase, proveer videos, fragmentos de audio, PowerPoints, etc. La idea es hacer nuestras clases dinámicas de manera que la estructura nunca sea similar a la del día anterior.
Leer más...
 
Lo más visto
 
<< Inicio < Anterior 1 2 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 2
 
Directorio
BoutiqueWeb

Boletín Erudito

Uniéndote a este grupo pasarás a formar parte de una fuente de pensamiento colectivo que genere nuevas ideas para hacer de nuestra sociedad un virtuoso grupo de gente culta, honesta, inteligente, sabia, erudita.
Boletín Erudito


Gracias por registrate

Mejor calificados

Encuestas

Uniforme Vs. No uniforme