Inicio
Eruditos
 
PDF Imprimir Correo electrónico
Presenta como un Maestro

Presentar 

Hablar en público genera un miedo comparable al terror que uno podría sentir al ser arrojado en una jaula con un león que no ha comido en varias semanas. Pararse al frente de un auditorio lleno de gente definitivamente hace que se le seque a uno la boca. Gotas de sudor comienzan a correr por la frente y poco a poco las axilas se obscurecen de la misma humedad que recorre el cuerpo. En muchas personas, pueden ser estas mismas gotas las que generen la catástrofe emocional. Qué dirá la gente al verme sudar de esta manera? … Y qué pasaría si se me olvida lo que tengo que decir? Descalabro social! Las risas de unos y las miradas de compasión de otros se dibujan entre la audiencia. Las imágenes de otras personas que han pasado por lo mismo se presentan de inmediato. Alguien estupefacto parado en un auditorio por un tiempo que parece ser una eternidad y que refleja en su cara una lluvia de ideas que le pasan por la cabeza sin saber descifrar que decir. Finalmente no hay otra opción que simplemente acogerse a la vergüenza y correr del escenario a un lugar que provea cierta paz: el baño.

Aquí te presentamos algunas ideas a tomar en cuenta al momento de presentar que te servirán para no tener que pasar por este bochorno.

  • Prepara ayudas visuales. Las ayudas visuales no solo te sirven a ti, sino también a tu público. Empezando con que al menos la mitad del auditorio va a dejar de mirarte para prestar atención a lo que les pongas al frente.  Si tienes la opción de usar un proyector y una computadora lo mejor es crear una presentación en PowerPoint o en cualquier otro programa de presentaciones. También podrías usar un retro-proyector o por lo menos puedes crear unas cartulinas para colgar. Estas ayudas visuales sirven para que tú recuerdes lo que tienes que decir y también sirven para que tu público se acuerde de lo que dijiste. Trata de usar la menor cantidad de texto. Lo mejor es usar gráficos, fotos, tablas o cualquier otra imagen que te sirva para relacionar y acordarte lo que tienes que decir.
  • Trata de no mirar a la gente a los ojos. Es importante que mires al frente, pero en lugar de encontrarte con la mirada directa de alguien que te pueda desconcentrar, es preferible que mires a las esquinas, a las sillas, o que mires en blanco. Nadie se va a dar cuenta que no estás estableciendo contacto directo con la audiencia. Ellos simplemente pensarán que estas mirando a otra persona.
  • No trates de memorizar tu discurso. Si lo memorizas tienes mucha más probabilidad de que te olvides lo que vas a decir. Tampoco leas tu presentación. Camina de un lugar a otro, mueve las manos, cuenta chistes, usa distintos tonos de voz. En otras palabras, tu presentación tiene que captar la atención del público y si lo único que haces ahí es agachar la cabeza y leer todo lo que tienes que decir, tu audiencia muy probablemente se quede dormida. Lo ideal es entender y saber lo que estás diciendo y apoyarte en las ayudas visuales para progresar durante tu presentación.
Leer más...
 
PDF Imprimir Correo electrónico
La Cultura Física Como Parte Integral de la Educación

Cuerpo HumanoRecuerdo que cuando estaba en la escuela y colegio, la clase de educación física, o cultura física como se llamaba en las instituciones educativas más progresistas, era una de mis favoritas. Ahora entiendo que la razón se debía a que básicamente esas dos horas a la semana eran un tiempo de recreación, en el que nos “botaban” a las canchas del colegio sin dirección alguna, por lo que ese tiempo, lejos de servir para promover la cultura física en los estudiantes, se convertía en un espacio para comer, pasearse, fugarse del colegio, y hasta fumar.

 

En la escuela (educación primaria), cuando un profesor da todas las materias (incluyendo educación física) recuerdo que en el mejor de los casos nos mandaban a jugar futbol, pero obviamente había  estudiantes a los que no les gustaba el futbol y que preferirían haber hecho algún otro deporte. Es así como esos estudiantes terminaban jugando canicas o carritos que llevaban a la escuela. En el peor de los casos, era patético observar al maestro tratar de instruir ejercicios físicos sin arruinar su terno, e intentando no sudar.

 

En el colegio (educación secundaria), el aprendizaje de la educación física, ya había perdido todo el interés de parte de los alumnos. Es más, cuando me cambie a un colegio mixto para estudiar la secundaria daba la impresión de que el estudiante que más podía evadir de alguna manera u otra las clases de educación física se convertía en el más “pilas” de la clase.  Especialmente las chicas se buscaban certificados médicos de sus doctores de confianza para no tener que sudar durante la clase de educación física, y si no se conseguían un certificado médico, siempre tenían debajo de la manga el viejo truco de que por estar con su periodo menstrual no pueden hacer ejercicio físico, o lo que sería peor,  arruinarse su maquillaje.

 

Leer más...
 
Lo más visto
 
<< Inicio < Anterior 1 2 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 2
 
Directorio
BoutiqueWeb

Boletín Erudito

Uniéndote a este grupo pasarás a formar parte de una fuente de pensamiento colectivo que genere nuevas ideas para hacer de nuestra sociedad un virtuoso grupo de gente culta, honesta, inteligente, sabia, erudita.
Boletín Erudito


Gracias por registrate

Mejor calificados

Encuestas

Uniforme Vs. No uniforme