Huesos del metacarpo

De EruditosWiki

Imagen:hmano.jpg

Forman parte de los huesos de las extremidades superiores.

La mano está constituída por 27 huesos que se agrupan en tres áreas distintas:

Y también por los llamados:


Tabla de contenidos

[editar] Huesos del carpo

Todos los huesos del carpo son irregularmente cuboideos y por consiguiente tienen seis caras, de las cuales dos, la anterior o palmar y la posterior o dorsal son rugosas y están en relación con la partes blandas de la región palmar y de la región dorsal. Las otras cuatro, superior o braquial, inferior o metacarpiana, externa o radial e interna o cubital, son lisas y están recubiertas de cartílago.

El carpo está formado por ocho huesos pequeños en dos hileras transversales:

a) Hilera superior o antebraquial, que comprende cuatro huesos:


    • a.1) Escafoides: Es el hueso más voluminoso de la primera fila, que toma su nombre de su forma parecida a una barquilla o esquife. De las seis caras del escafoides, tres son articulares y las otras tres no articulares.

Caras articulares: Las tres caras articulares son: la superior, la inferior y la interna. La cara superior, o, mejor, superoexterna es sumamente convexa y se articula con el radio (hueso). La cara inferior, igualmente convexa, se articula con los dos primeros huesos de la segunda fila, el trapecio y el trapezoide. La cara interna está dividida en dos carillas secundarias por una pequeña cresta obtusa y semicircular; la carilla que está más arriba es plana y se articula con el semilunar; la carilla que esta más abajo, muy excavada, se corresponde con la parte externa de la cabeza del hueso grande.

Caras no articulares: Las tres caras no articulares son la externa, la anterior y la posterior. La cara externa está formada por un grueso tubérculo, que sobresale hacia delante y afuera: es el tubérculo del escafoides, en el cual viene a insertarse el ligamento lateral externo de la articulación de la muñeca. La cara posterior o dorsal es muy estrecha y está representada por un canal rugoso que se dirige oblicuamente hacia abajo y afuera. La cara anterior o palmar, estrecha en su parte superior, se ensancha considerablemente en la inferior donde se corresponde con el tubérculo escafoideo.

El escafoides se articula con cinco huesos


    • a.2) Semilunar: Llamado así porque tiene la forma de media luna con la concavidad mirando hacia abajo, el semilunar dispone de cuatro carillas articulares para con los huesos inmediatos y dos carillas no articulares.

Carillas articulares: Las cuatro carillas articulares son: una carilla superior, de forma convexa, para el radio; una carilla inferior, cóncava de delante atrás (cara semilunar), para la cabeza del hueso grande y la extremidad superior del ganchoso; una carilla externa, plana y muy pequeña, para el escafoides;y una carilla interna, plana también, pero mucho más grande, para el piramidal.

Carillas no articulares: de las dos carillas no articulares del semilunar, la anterior es convexa y la posterior plana. Ambas son rugosas, pero no se inserta en ellas ningún músculo.

El semilunar se articula con cinco huesos:


    • a.3) Piramidal: tiene la forma de una pirámide, cuya base mira hacia arriba y afuera. Presenta cuatro carillas articulares y dos no articulares.

Carillas articulares: las carillas articulares son: una carilla superior, convexa e irregular, en relación con el ligamento triangular de la articulación radiocubital inferior; una carilla inferior, cóncava, para el hueso ganchoso; una carilla externa, plana, para el semilunar; y una carilla anterointerna redondeada, para el pisiforme que algunas veces es plana y otras ligeramente convexa.

Carillas no articulares: las dos carillas no articulares del piramidal son la anterior y la posterior. La cara anterior o palmar es estrecha, rugosa y prolongada de arriba abajo y de fuera a dentro. La cara posterior o dorsal es muy ancha y presenta en su parte inferior e interna una cresta transversal, la cresta del piramidal, destinada a inserciones ligamentosas. La cresta del piramidal termina por dentro en el tubérculo del piramidal en el cual se inserta el fascículo posterior del ligamento lateral interno de la articulación de la muñeca. Por encima y por debajo de la cresta se observan surcos con numerosos agujeros vasculares.

El hueso piramidal se articula con cuatro huesos:


    • a.4) Pisiforme: hueso alargado en sentido vertical, ligeramente aplanado de fuera a dentro y que presenta dos extremos y cuatro caras

Extremos: el extremo superior, ordinariamente el mayor de los dos, está dirigido hacia arriba y un poco hacia fuera. Esta extremidad no pasa del nivel de la carilla articular. El extremo inferior, se extiende más o menos, en forma de eminencia piramidal, más allá del nivel inferior de la carilla articular. Este extremo sirve de inserción a fascículos ligamentosos que se insertan en parte en el hueso ganchoso y en parte en el quinto metacarpiano.

Carillas: las cuatro caras del pisiforme, generalmente mal determinadas, se dividen en posterior, anterior, interna y externa. La cara posterior, en relación articular con el hueso piramidal, presenta una pequeña carilla, redondeada u oval, plana o ligeramente excavada. La cara interna, convexa y más o menos rugosa, presta inserción al ligamento lateral interno de la articulación de la muñeca. La cara externa presenta la mayoría de las veces un canal longitudinal que, muy pronunciado en la parte superior del visto por su parte hueso, se va alargando gradualmente a medida que se acerca al extremo inferior. Este canal corresponde a la arteria cubital y a la rama profunda del nervio cubital. En la cara anterior se insertan el aductor del meñique y el cubital anterior.

El pisiforme se articula únicamente con:

b) Hilera inferior o metacarpiana, que comprende cuatro huesos:


Carillas articulares: las carillas articulares son: una carilla superior triangular y ligeramente cóncava, para el escafoides; una carilla inferior, cóncava en sentido transversal y convexa en sentido anteroposterior (en forma de silla de montar), para la extremidad superior del primer metacarpiano; una carilla interna, cóncava por arriba para el trapezoide, plana por abajo para la parte externa del segundo metacarpiano; una pequeña cresta obtusa, de dirección transversal, indica el limite de estas dos caras secundarias.

Carillas no articulares: la cara anterior es relativamente estrecha, sobre todo en su parte interna. En su parte externa se observa un canal profundo, destinado al paso del tendón del palmar mayor. Este canal está limitado por fuera por una fuerte apófisis lineal que se dirige oblicua mente hacia delante y adentro, llamado tubérculo del trapecio. La cara posterior es desigual, rugosa y con numeros agujeros. En sus dos extremos, hay dos pequeños tubérculos destinados a inserciones ligamentosas. La cara externa es cuadrilátera y rugosa, y también presta inserción a ligamentos.

El trapecio se articula con cuatro huesos:


Carillas articulares: carilla superior de forma triangular y ligeraente cóncava para la articulación con el escafoides; carilla inferior convexa en sentido transversal y notablemente prolongada de delante atrás para la articulación con el segundo metacarpiano; para el trapecio, dispone de la carilla externa, convexa; para el hueso grande, una carilla interna irregularmente plana.

Carillas no articulares: la cara anterior o palmar, correspondiente a la palma de la mano, y cara posterior o dorsal. Ambas son rugosas, siendo además la dorsal mucho más extensa que la palmar.

El trapezoide se articula con cuatro huesos:


    • b.3) Hueso grande: es el más voluminoso de todos los huesos del carpo. Está formado de tres porciones: una porción superior, redondeada, la cabeza; una porción inferior, muy voluminosa, el cuerpo, y otra porción media, más o menos estrecha, el cuello.

Carillas articulares: en todo su perímetro se articula con los huesos inmediatos, disponiendo de las siguientes carillas: en su cara superior, una carilla articular convexa y semilunar; en su cara externa, una primera carilla, convexa, situada hacia arriba, para la concavidad del escafoides y una segunda carilla, plana y más pequeña, situada hacia abajo, para el trapezoide; en su cara interna, una extensa carilla, a la cual se añade frecuentemente otra más pequeña, para la articulación de esta cara con el hueso ganchoso; en su cara inferior, tres carillas contiguas, pero separadas por crestas generalmente muy visibles, para el segundo metacarpiano, el tercer metacarpiano y el cuarto metacarpiano; de estas tres carillas metacarpianas, la carilla media, destinada al tercer metacarpiano, es ancha y triangular, de base posterior; la carilla externa, destinada al segundo metacarpiano, es estrecha y prolongada de delante atrás; finalmente la carilla interna, destinada al cuarto metacarpiano, es muy pequeña y está limitada a la parte posterior del hueso.

Carillas no articulares: Las carillas no articulares ocupan también aquí la cara palmar y la cara dorsal del hueso. Estas dos carillas presentan por arriba un canal transversal que señala el cuello, y por debajo de este canal, una superficie rugosa en la cual existen numeroso agujeros vasculares. Por último, en la parte posterior y externa del hueso grande se encuentra la apófisis del hueso grande, que se dirige oblicuamente hacia el cuarto metacarpiano articulándose con él.

El hueso grande se articula con siete huesos:


    • b.4) Ganchoso: es el último de la segunda fila del carpo. Mucho más ancho en su parte inferior que en la superior, se parece bastante a una pirámide, cuya base está en relación con los dos últimos metacarpianos.

Carillas articulares: estas carillas articulares ocupan toda la circunferencia del hueso. La cara inferior o base presenta dos carillas articulares yuxtapuestas, ambas cóncavas. La externa está en relación con el cuarto metacarpiano; la interna, con el quinto metacarpiano. Estas dos carillas juntas tienen la forma de una silla de montar. La extremidad superior o vértice ofrece la forma de un borde obtuso dirigido de delante atrás; sobre éste se sitúa el semilunar. A cada lado de este borde y ganando las caras laterales del hueso, se extienden dos carillas articulares una interna, muy oblicua, que mira hacia arriba y adentro, para el piramidal, y otra externa vertical, que mira hacia fuera, para el hueso grande.

Carillas no articulares: son las caras anterior y posterior. La cara dorsal es muy ancha, rugosa, sembrada de agujeros. De la cara anterior o palma nace una larga apófisis, la apófisis unciforme. Esta apófisis, aplanada transversalmente, se encorva a manera de gancho. De esta dos caras, la externa forma parte del canal carpiano y la interna presenta un caru que se prolonga sobre el borde inferior y por el que corre la arteria cubitopalma. El vértice de la apófisis unciforme, redondeado y obtuso, da inserción al ligamento anterior del carpo.

El hueso ganchoso se articula con cinco huesos:

[editar] Huesos del metacarpo

Imagen:hmetacarpo.gif

El metacarpo constituye el esqueleto de la región palmar y consta de cinco huesos, denominados metacarpianos numerados del uno al cinco contados desde el dedo pulgar hacia afuera.

Los metacarpianos son huesos largos, con un cuerpo y los dos extremos, uno superior o proximal y el otro inferior o distal. El cuerpo es ligeramente curvo en el sentido longitudinal, prismático y triangular, y por consiguiente tiene tres caras y tres bordes. En la extremidad superior o carpiana, los huesos metacarpianos muestran cinco carillas, tres articulares y dos no articulares. La extremidad inferior o digital tiene la forma de una cabeza articular, aplanada en sentido transversal. Se articula con la primera falange de los dedos.

Inserciones musculares

Primer metacarpiano:

  • Abductor largo del pulgar
  • Extensor corto del pulgar
  • Interóseo dorsal
  • Oponente del pulgar

Segundo metacarpiano:

  • Primer radial externo
  • Palmar mayor
  • Aductor del pulgar
  • Primer interóseo palmar
  • Primer interóseo dorsal

Tercer metacarpiano:

  • Segundo radial externo
  • Aductor del pulgar
  • Segundo interóseo dorsal
  • Tercer interóseo dorsal

Cuarto metacarpiano:

  • Segundo interóseo palmar
  • Tercer interóseo dorsal
  • Cuarto interóseo dorsal

Quinto metacarpiano:

  • Cubital posterior
  • Tercer interóseo palmar
  • Oponente del meñique
  • Cuarto interóseo dorsal

[editar] Huesos de los dedos

Los dedos son los órganos esenciales de prensión y del tacto, muy móviles. Sus huesos están articulados con los huesos metacarpianos y se numeran del 1 a 5 comenzando por el dedo pulgar. Están formados por tres columnitas decrecientes que se denominan falanges, (primera falange, segunda falange y tercera falange) aunque a veces reciben los nombres de falange (hueso), falangina y falangeta. El pulgar solo consta de dos falanges, faltando la segunda o falangina.

Todas la falanges tienen una estructura parecida, distinguiéndose un cuerpo y dos extremos. Son numerosos los músculos que se insertan en estas falanges:

Primera falange (falange (hueso): se insertan

  • Pulgar, cuatro músculos; el abductor corto del pulgar, el flexor corto del pulgar, el aductor del pulgar y el extensor corto del pulgar
  • Índice (dedo), dos músculos, el primer interóseo dorsal y el primer interóseo palmar;
  • Medio (dedo), igualmente dos músculos, segundo y tercer interóseos dorsales;
  • Anular (dedo), dos músculos, el segundo interóseo palmar y el cuarto interóseo dorsal;
  • Meñique, tres músculos, el tercer interóseo palmar, el flexor corto del meñique y el abductor del meñique.

Segunda falange (falangina): se insertan

  • Índice (dedo), el flexor superficial de los dedos, el extensor común y el extensor propio;
  • Medio (dedo), el flexor común superficial y el extensor común;
  • Anular (dedo), el flexor común superficial y el extensor común;
  • Meñique, el flexor común superficial, el extensor común y el extensor propio.

En la tercera falange (falangeta): se insertan

  • Pulgar, el extensor largo del pulgar, el flexor largo del pulgar y a veces el abductor corto del pulgar;
  • Índice (dedo), el extensor común, los interóseos palmares y dorsales, los lumbricales y el flexor común profundo;
  • Medio (dedo), el extensor común, los interóseos palmares y dorsales, los lumbricales y el flexor común profundo;
  • Anular (dedo), el extensor común, los interóseos palmares y dorsales, los lumbricales y el flexor común profundo;
  • Meñique, el extensor común, los interóseos palmares y dorsales, los lumbricales y el flexor común profundo.

[editar] Huesos sesamoideos

Los huesos sesamoideos son elementos óseos de pequeño tamaño, situados por encima de los demás huesos e incluídos en ligamentos o tendones.

Por regla general, se encuentran en la superficie anterior cinco de ellos, distribuídos de la forma siguiente:

Herramientas personales
Navegación
Traductor a cualquier idioma