Gobernación (Colonial)

De EruditosWiki

  La Colonia   Consejo de Indias   Casa de Contratación   Virreinato   Real Audiencia   Capitanía General   Gobernación (Colonial)   Corregimiento   Cabildo (Colonial)   Consulado (Colonial)   Época colonial en el Ecuador  
ORGANISMOS ADMINISTRATIVOS COLONIALES
Imagen:cuadrocolonia.gif

Organismo administrativo de La Colonia.


El titular de esta institución de gobierno en el Nuevo Mundo hispánico, de gran importancia y muy extendida, es el gobernador. En los territorios de las Indias occidentales y orientales, políticamente había reinos y provincias (mayores y menores) que nunca han tenido la consideración de colonias, gozando de los mismos derechos que los demás reinos y provincias integrantes de la monarquía universal hispana. Estas provincias mayores y menores, sin que esta denominación dependa del tamaño territorial y sí del grado de pacificación, civilización y situación estratégica, eran respectivamente presidencias, las mayores; y gobernaciones independientes de otra cualquier autoridad superior indiana, las menores. Una característica de estas gobernaciones, aparte de que la autoridad la ejercía un gobernador, era que en ellas no había audiencia y sólo como excepción tardía se encuentra la audiencia de Caracas (1786) en la gobernación de Venezuela. Para esta clasificación provincial indiana puede consultarse la ley 1, tít. 5, libro V, de la Recopilación de Indias de 1680.


[editar] Antecedentes hispanos

El antecedente hispánico de la gobernación se encuentra en las peninsulares, aunque es bien cierto que esta institución tiene mayor importancia y desarrollo en el Nuevo Mundo. Su nacimiento en Indias está en las capitulaciones santafesinas (17 abr. 1492), en cuanto que en una de sus cláusulas aparece el oficio de gobernador, atribuido a Cristóbal Colón (separado del título de virrey), vitalicio aunque no hereditario. Colón sería, cumplida la condicional del descubrimiento, gobernador general de las tierras halladas con las atribuciones comunes de los gobernadores castellanos. Depuesto Cristóbal Colón del título de virrey y del oficio de gobernador por su actuación política, le sucede (1499) Francisco de Bobadilla y luego Nicolás de Ovando (1501), comendador de Lares de la Orden de Alcántara, con el cargo de gobernador general de las Indias. En 1508 es nombrado Diego Colón, primogénito del descubridor, luego depuesto del cargo como su padre. Coetáneamente la Corona nombra otros gobernadores, ya no generales, sino de territorios determinados, como Alonso de Ojeda, de Nueva Andalucía (1509); Diego de Nicuesa, de Castilla del Oro (1509); Juan Ponce de León, de la isla de Puerto Rico; designaciones protestadas por Diego Colón por estimar que son contrarias a sus privilegios. Esta cuestión se resuelve al determinarse que a Colón sólo corresponde la gobernación de las tierras descubiertas por su padre en sus cuatro viajes.


[editar] Clases y número de gobernaciones

Con lo expuesto queda patente una posible división de las gobernaciones en generales y territoriales. Muy interesante y digna de estudio es la gobernación de Tierra Firme o Castilla del Oro para la que es nombrado gobernador y capitán general (1513) Pedrarias Dávila, en cuyas atribuciones se encuentra el antecedente de las restantes gobernaciones indianas. A lo indicado conviene agregar que normalmente el adelantamiento es el precedente inmediato de la gobernación y que cuando esta institución adquiere la suficiente madurez jurídica adopta la fórmula política de una provincia mayor o presidencia y en lo judicial es una audiencia pretorial. Asimismo cuando las circunstancias, usualmente militares, imponen una organización más férrea desaparece la audiencia y vuelve a regir el inquieto territorio un gobernador. Recuérdense los casos de Buenos Aires, Chile o Filipinas.


En relación con las facultades del gobernador cabe otra división: aquellas en que su titular lleva agregado el cargo de capitán general y otras en que el designado sólo tiene el título de gobernador. También se puede distinguir entre gobernadores de nombramiento real, independientes de cualquier otra autoridad superior indiana, y los designados por los virreyes y presidentes indianos, por tanto, dependientes de ellos y cuya gobernación está dentro del virreinato o provincia mayor. Cada una de estas divisiones es importante al tiempo de estudiar la institución del gobernador.


El número de gobernaciones del Nuevo Mundo es muy cuantioso. La Recopilación de Indias (1680) incluye una larga relación de gobernadores nombrados por el rey, tanto de los que llevan aneja la capitanía general, como de los que no. Otra nómina muy extensa de gobernadores del rey y nombrados por los virreyes y presidentes ha sido redactada por el tratadista León Pinelo. Sólo cito los reseñados en el cuerpo de leyes indiano.

En la isla de Cuba hay dos: el de San Cristóbal de la Habana, que es al mismo tiempo capitán general de la isla y el principal, y el de Santiago de Cuba. El de Puerto Rico ostenta ambos empleos; como los de Florida, Nueva Vizcaya (capital Durango), Yucatán, Valladolid de Comayagua, Costa Rica y Honduras. Los de Nicaragua y Soconusco sólo son gobernadores. Los de Veragua, Cartagena de Indias y Santa Marta tienen ambos cargos. Antioquia, Mérida y la Grita sólo el primero de ellos. Gobernador y capitán general lo son el de Caracas (Venezuela) y Asunción (Paraguay), y gobernadores solamente los de Cumaná, Guayana, Trinidad, Margarita, Popayán, Quijos, Jaén de Bracamoros, Cuenca, Chucuito, Santa Cruz de la Sierra y Tucumán. Naturalmente, ésta es la situación de las gobernaciones en 1680, lo que no quiere decir que fuera anteriormente la misma y, por ende, los citados gobernadores no tuvieran también algún título militar.

La observación en el mapa de la situación geográfica de estas g. nos lleva a la conclusión de que gran parte de ellas rodean el golfo de México o se localizan en territorios fronterizos, bien con extranjeros, bien con indios todavía no incorporados a la corona castellana. Ello creo que nos debe llevar a la conclusión de que esta condición de territorios de frontera, fáciles para el ataque y la defensa, es la que induce a la corona a fundar y mantener estas gobernaciones, carácter predominantemente militar que se acusa aún más con la agregación de la capitanía general. Y también con la necesidad política y administrativa de que estas gobernaciones sean completamente independientes de otras autoridades superiores gubernativas del Nuevo Mundo y, por tanto, relacionadas directamente con el rey a través del Consejo de Indias. Puedo agregar que en 1574 son 18 y ya en 1680 aumentan a 28.


[editar] Nombramiento de gobernadores

El nombramiento es real, excepto los dependientes de virreyes y presidentes, y la propuesta procede del Consejo de Indias, de la Cámara de Indias (1600) o de la Secretaría de Indias (1718). El designado por regla general es un personaje de capa y espada, es decir, no perito en Derecho y sí muy experimentado en cuestiones de gobierno y militares (la bondad de esta experiencia lleva a la creación en el Consejo de Indias de ministros de capa y espada). Reciben el título de gobernador en el que se especifican sus atribuciones y, como se ha visto, a muchos de ellos se acompaña el de capitán general. Con el régimen de intendencias en el s. XVIII, la mayoría de ellos agregan a su primer título el de intendente.

Corrientemente, la duración del cargo es de cinco años, si su nombramiento es del monarca y el designado vive en España; y sólo de tres, si reside en las Indias; por un bienio, si lo nombran los virreyes o presidentes. La excepción de que el gobernador de la Margarita fuera vitalicio (1566-75) y con derecho a designar sucesor, confirma la regla general citada.

La toma de posesión del oficio la realiza acompañada del tradicional juramento en el municipio de la capital de la gobernación y su fórmula figura en la Recopilación indiana. Lleva una alta vara de justicia signo de su autoridad. Antes de tomar posesión está obligado a presentar un inventario de sus bienes y a depositar una fianza -lega, llana y abonada- cuya cuantía la tiene fijada cada cargo. Las normas de actuación se consignan en los Capítulos de gobernadores, asistentes, corregidores... (Sevilla, 1500), a los que se agregan otras reglas para adaptarlos al Nuevo Mundo. El salario es variable según la importancia de la gobernación, entre 600 y 4.000 pesos al año, siendo la retribución media 1.000 a 2.000 pesos.

[editar] Facultades de los gobernadores.

Para facilitar el conocimiento de sus facultades las dividimos en:

  • Reglamentarias, por las que puede dictar mandamientos, autos y ordenanzas de gobierno e igualmente le corresponde la observancia de las disposiciones generales dadas por la corona, así como las especiales de su gobernación, las que «obedecerá» conforme a la fórmula tradicional, pero aplazará su cumplimiento -en los casos de obrepción, subrepción, bien común- interponiendo la correspondiente suplicación, salvo las promulgadas en favor de los indios que han de observarse pese a la suplicación interpuesta.
  • Gubernativas, anejas a su oficio como la provisión de los empleos autorizados por la corona; el nombramiento de los interinos en los casos de vacantes, hasta tanto no llegan los titulares, los que por su condición transitoria sólo perciben la mitad del salario; la designación de los corregidores y alcaldes mayores de su jurisdicción, y la de su teniente de gobernador, oficio de confianza y asesoramiento en la administración de justicia, pero cuando este teniente ejerce en un sitio importante -Cartagena de Indias, Yucatán, La Habana- entonces lo nombra el Consejo de Indias.


El gobernador aprueba las elecciones anuales de los alcaldes ordinarios de los ayuntamientos realizadas por los regidores; preside personalmente las sesiones del municipio de la capital y lo mismo las de cualquier ayuntamiento donde se encuentre. Transitoriamente; le corresponde la distribución de las tierras vacantes, el fomento de las obras públicas y el de la economía de su gobernación; tiene la importantísima facultad de encomendar indios en caso de vacancia, pero el encomendero debe obtener indispensablemente la confirmación real; corre a su cuidado velar por el buen tratamiento de los indígenas; obligatoriamente ha de visitar bienalmente el territorio de la gobernación sin perjuicio económico para los naturales.

  • Judiciales. Al gobernador le compete tanto la justicia civil como penal en primera instancia o en apelación de los alcaldes ordinarios, pero en caso de falta de conocimientos jurídicos se asesora de su teniente. Le concierne la imposición de penas y el castigo de los pecados públicos.
  • Militares, derivadas de su cargo anejo de capitán general. Nombra los mandos militares -milicia y ejércitoy atiende a la defensa de la gobernación. Por razón de este cargo le competen las causas del fuero de guerra. Le corresponde la dirección de la real hacienda -gastos, ingresos, inspección de los oficiales reales-, estando autorizado para librar sobre las cajas reales de modo ordinario y de forma extraordinaria, con anuencia de los oficiales reales, en casos graves y de guerra. Sus principales asesores son, en orden a la justicia, el teniente de gobernador; en hacienda, los oficiales reales -tesorero, contador y factor-; en lo militar, el sargento mayor.


[editar] Extinción del cargo de gobernador

El oficio de gobernador se extingue por muerte, ausencia, grave enfermedad o término de su mandato. Le sustituye mientras no llega el nuevo titular uno interino, generalmente proveído por el virrey o presidente más cercano; pero tanto en Venezuela, Yucatán, como en alguna otra gobernación los sustitutos son los alcaldes ordinarios, dando esto lugar a agrias controversias entre los municipios y el de la capital al pretender éste sustituir exclusivamente al gobernador. En el orden militar, el sustituto es el sargento mayor. Al término de su mandato el gobernador deja a su sucesor una memoria de gobierno donde se especifican los actos de su gobierno, las medidas adoptadas y los problemas pendientes. A los gobernadores se les somete al correspondiente juicio de residencia -público y secreto- y a visita, tanto ordinaria como extraordinaria, ocupando su puesto el visitador. Las sentencias las dicta, en la mayoría de los casos, el Consejo de Indias si son de los gobernadores independientes y las audiencias respectivas la de los dependientes.

FUENTE: http://www.canalsocial.net/ger/ficha_GER.asp?id=8041&cat=historia

Herramientas personales
Navegación
Traductor a cualquier idioma